lunes, 8 de junio de 2009

Canción para mi hijo

Esto está fechado en Agosto de 1970 -
Cumplía un año y mi papá me dedicaba esto. Quería compartirlo como otras tantas cosas que él escribió que en algún momento me daré tiempo y subiré todo lo que pueda porque su obra merece ser apreciada.

Canción para mi hijo

¿Sabés lo que deseo para tí, pichón de vida,
parte de mi propia vida, espejo inmune aún a
mundanal opacidad;
probeta, ecuación liminar, vertiente, intento,
preámbulo, apertura, iniciación, carátula,
ópera prima de musical enjundia que puede ser
picada de verdadera construcción humana...?
Pues quiero, simplemente, que hoy seas feliz...
Y mañana también y hasta pasado;
que no se borre en tí esa sonrisa que ilumuna
las sombras de mi vida;
que el cosquilleo inquietante que produce tu ir y venir
por este mundo, se prolongue más allá, después,
por mucho tiempo con esa inundación irresponsable
de sencilla explicación en toda infancia;
que nada te confunda ni te abrume;
quiero verte reir a boca llena,
romper lo que encuentres a tu paso, levantarte de nuevo
y proseguir haciendo poco a poco
a tropezones y hurtadillas el mundo en que tú vivas.
Pero siempre feliz, hoy y mañana y pasado también.
Porque eres tú... mi hijo.
Esa joya inmutable que no sabe ni sabrá cuánto es que vale
a mi necesidad y sentimiento
a mis inhibiciones y locuras
a mis propias ambiciones y proyectos.
Quiero darte de mí lo que no tuve y lo que tuve aún
y mucho más, si puedo,
porque si eres feliz ahora siendo niño,
tendrás siempre un rincón cuando seas hombre
adonde ir a repararte de los golpes que puedas recibir
y reencontrarte.
Eso quiero para tí ahora, ya,
en este instante niño mío mientras tanto lo seas
que mi responsabidliad más adelante
abrumadora será... e inevitable.
Y habrá tiempo además; mucho, lo espero.
Hoy quiero simplemente que seas niño... y feliz,
inmensamente.
Que mientras tú lo seas también yo lo seré.
Y también niño...

por horacio gonzález rey (seudónimo de horacio gambarte), mi papá

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué grande tu papá. Qué grandes todos los papás que desean eso para sus hijos!! My regards.

Horacio Gambarte dijo...

Olvidé darte mis agradecimientos, anónimo. Creo que nunca es tarde para una disculpa. Y aquí va la mía.
Un abrazo o un beso para vos. O ambos, por qué no.